Tutorial Mokume gane

Hay muchas técnicas para trabajar la arcilla polimérica. Una de las más llamativas y con resultados espectaculares es la técnica de Mokume gane, cuya traducción podría ser “matrimonio de metales”. En este tutorial os comparto dos maneras de abordar la técnica de Mokume Gane.

La técnica de Mokume gane es de origen japonés y se ha venido utilizando para forjar katanas y otro tipo de armas blancas. Para ello se aplilan diferentes capas de metal (oro de diferentes colores, plata, platino o paladio) creando un sandwidch que primero se fusionan, luego se forjan y finalmente se esculpen para obtener las aguas características de esta técnica.

Y en arcilla polimérica también hay formas distintas de conseguir estos efectos. Vamos a verlas.

Materiales y herramientas

  • Kit básico de arcillera/o: máquina de pasta, superficie de trabajo, cuchilla rígida y flexible, bisturí, rodillo, toallitas de bebé, papel de horno.
  • Arcilla de colores, arcilla blanca y arcilla negra
  • Arcilla líquida
  • Cuchilla corte Kato T blade: es mi preferida para cortar mokume, micashift y murrinas porque es corta, tiene cierta flexibilidad y es de las más finas. Te da mucho control a la hora de cortar.
  • Lámina de texturas: cualquier diseño es válido, aunque si podemos escoger mejor una que no tenga muchos detalles pequeños // Texturas caseras (agujas, punzones, tornillos, etc.)
  • Bruñidor: puede ser una espátula para bruñir o una tarjeta de plástico flexible (yo uso la tarjeta de visita de Con A de Arte, que mandan con los pedidos) o un trozo de cartulina (que podemos plastificar).
  • Para dar forma a la pieza: cortadores o plantillas de formas
  • Para dar textura a la parte trasera, unas esponjas o un trozo de papel de lija de grano muy grueso, un cepillo de cerdas rígidas (como los cepillos de uñas, de dientes duro, de metal), un pincel de stencil, un trozo de tela que tenga textura…
  • Para el acabado: lijas al agua 180, 360, 400, 500, 600, 800, 1000, 1200, 1500, 2000 y 2500, más minitaladro con cabezal de franela// si no queremos lijar y pulir: lijas al agua 280 y 400 y barniz, por ejemplo el Kato supergloss

Técnica mokume gane, paso a paso

Creando la paleta de colores

El primer paso es seleccionar los colores que van a formar parte de nuestro diseño. Vamos a escoger una armonía monotonal (un color al que vamos a sacar mínimo tres valores diferentes, unos más claros y uno más oscuro) con un poco de un color complementario para aumentar el interés.

Podemos coger colores ya comerciales o crear nuestras propias mezclas.

Si optamos por crear nuestros propios colores, necesitamos disponer de los colores primarios (azul cian, rojo magenta, amarillo), blanco y negro.

Teneis explicaciones y recursos en la entrada El Color.

Escogemos un color que nos guste y buscamos su complementario con el círculo cromático.
Del color principal de nuestra paleta sacaremos tres tonos: 2 claros y uno oscuro. Con el color complementario intentaremos darle un punto de contraste, por eso vamos a ver si lo dejamos saturado, lo aclaramos o lo oscurecemos.

Acondicionamos bien la arcilla, cada uno de los colores, empezando por el blanco y acabando por el negro.

Para acondicionar la arcilla debemos pasarla por la laminadora varias veces, hasta que al doblar la lámina ésta no se agriete por el doblez, y siempre entrando la lámina doblada por la laminadora con el doblez en la parte inferior o a uno de los lados (nunca con el doblez arriba).

13

Cogemos las proporciones de primarios y creamos el color principal de la armonía monotonal, en este caso un turquesa.

Para el color turquesa mezclamos por 1 parte de azul cian 1/16 de amarillo; estas proporciones pueden variar según la marca, pero teniendo en cuenta que quiero conseguir un color ligeramente más verdoso que el azul cian (100% cian), pero sin llegar al verde azulado (75% cian + 25% amarillo = ¾ cian + ¼ amarillo), voy a buscar unas proporciones entre estas dos. Me gusta el tono que sale al mezclar una parte de azul con 1/16 partes de amarillo.

13b

16

 

 

 

 

A partir de este azul turquesa, hago un tono claro con blanco al que le añado más amarillo (por gusto) y otro tan claro que es solamente blanco.

14

Para hacer el color de contraste elijo el magenta (1 parte) y lo apago con negro (1/16 partes).

15

Ya tengo mi paleta de colores y puedo empezar con la técnica del mokume gane.

Segundo paso. Creando las capas de colores que se van a fusionar

16

  1. Hacemos una lámina de cada color, de unos 4-5 cm de lado y al máximo grosor de la máquina de pasta máquina (#1 de la Atlas). Apilamos estas cuatro láminas. Aunque aquí no lo hice, pienso que hubiera quedado más luminoso y bonito si debajo del turquesa oscuro le hubiera puesta una lámina blanca o muy clara, así los dos colores oscuros, cuando hagamos los siguientes pasos (cortar y apilar) no estarían en contacto
  2. Aplanamos un poco el bloque con el rodillo y lo pasamos por la laminadora, al grosor máximo de la máquina (#1 de la Atlas)
  3. Cortamos la lámina por la mitad
  4. Colocamos una mitad encima de la otra, conservando el orden de los colores. Lo pasamos por la laminadora

17

  1. Cortamos la lámina por la mitad
  2. Colocamos una mitad encima de la otra, conservando el orden de los colores. Pasamos el bloque por la laminadora, al grosor máximo de la máquina. Cortamos una porción cuadrada de esta lámina
  3. Hacemos una lámina negra al #2 de la Atlas
  4. La colocamos en la base de la porción y las unimos bien de forma que no se formen bolsas de aire

Tercer paso. Creando el diseño del mokume

Vamos a explicar dos maneras de crear el diseño, una con texturas y otra a partir de objetos que tengamos por casa.

Con texturas

18

  1. Necesitamos una textura que no tenga detalles muy pequeños, agua en un pulverizador y nuestro bloque
  2. Pulverizamos un poco de agua encima de la arcilla
  3. Colocamos la textura y presionamos

19

  1. Podemos hacer más presión con la ayuda del rodillo pero vigilando que no se mueva la textura
  2. Retiramos la textura y ya tenemos la placa lista para el siguiente paso

Con objetos caseros

20

  1. Necesitamos nuestro bloque (le he puesto una fina capa de blanco, para así poder distinguir más visualmente las fotos de un proceso y del otro, a partir de ahora)
  2. Herramientas y objetos caseros: puntas de destornillador (especialmente bonito el de estrella), tornillos, buriles, punzones, agujas, botones, cuchilla ondulada, formas hechas con alambre plano, etc.

21

  1. Marcamos un diseño sobre la placa, con la ayuda de las diferentes herramientas y objetos
  2. Placa lista para el siguiente paso

Cuarto paso. Revelando el diseño del mokume

En esta fase vamos “a pelar” nuestra placa para desvelar el diseño, esta es la mejor parte, pero requiere un poco de habilidad con la cuchilla. Vamos a ir pelando despacio, si vemos que la cuchilla se hunde demasiado echamos la cuchilla para a tras antes de acabar de cortar, presionamos un poco con los dedos para unir la arcilla y volvemos a empezar.

Conviene colocar el bloque de arcilla en una pequeña baldosa, para que no se mueva al cortar, pero la podamos ir girando libremente, sin tener que manipular demasiado el bloque de arcilla. En mi caso tengo el bloque “pegado” encima de una pequeña baldosa y todo encima de un trapo para que no resbale.

22

  1. Colocamos la cuchilla con un ángulo muy cerrado respecto a la placa
  2. Cogiendo la cuchilla con las dos manos vamos levantando la capa texturizada

23

  1. El diseño se va descubriendo
  2. Cuando estemos satisfechos damos esta parte por terminada

24

  1. Placa hecha con la textura
  2. Placa hecha con los objetos caseros

Quinto paso. Bruñimos para dejarlo bien lisito

Inevitablemente la placa, una vez acabamos con la cuchilla no está lisa, tiene cortes, restos de textura que no hemos pelado, zonas más altas y otras más bajas. Podríamos pasarla por la laminadora, sería fácil, pero esto mucho o poco nos distorsionaría el dibujo. La solución es bruñir la placa.

25

  1. Colocamos un trozo de papel de horno encima de la placa de arcilla, que sobresalga. con una tarjeta flexible o similar bruñimos
  2. Hacemos movimientos circulares o laterales e insistimos donde notemos que hay más altura o líneas. Opcionalmente, al final podemos pasar el rodillo muy suavemente, en todas direcciones
  3. Levantamos el papel, tirando de él hacia arriba y comprobamos que la placa está perfectamente nivelada y suave (si no es así volvemos a repetir

Sexto paso. Dando forma, cociendo y acabando la pieza

Hay mil maneras de hacer esta parte, pero vamos a ver dos formas diferentes.

Primer acabado

27

  1. Cortamos la forma de los colgantes y pendientes con cortadores o con cuchilla.
  2. Colocamos las piezas en una baldosa y las metemos al horno 30 minutos a la temperatura que indica el fabricante

28

  1. Una vez frías las piezas, colocamos un a gota de arcilla líquida en la parte trasera y la extendemos bien por toda su superficie y los laterales
  2. Colocamos una capa de arcilla negra texturizada (fina, al número #6 o #7 de la Atlas, para que los pendientes no pesen mucho), cuidando de no atrapar bolsas de aire
  3. Cubrimos la trasera y los laterales

28b

  1. Con la ayuda de un punzón metemos la arcilla entre los pétalos
  2. Repasamos la textura con la esponja y están listos para volver al horno

29

  1. Hacemos lo mismo con el pendiente, cubrimos la trasera y los laterales (a los que hemos puesto una capa finita de arcilla líquida) con una lámina de arcilla negra texturizada, esta lámina puede ser de un grosor #5 o #6 de la Atlas o incluso más fina
  2. Recortamos la forma alrededor resiguiendo la forma del colgante

30

  1. Para cubrir les laterales hacemos una tira muy fina de arcilla negra (#7 u #8 de la Atlas)
  2. La vamos colocando alrededor, pétalo a pétalo, recortamos el sobrante con la cuchilla y el bisturí y repasamos la textura presionando con la esponja

31

  1. Recortamos una tira de arcilla negra texturizada, de un grosor del #3 o #4 de la Atlas (en este caso hace aproximadamente 2 x 1 cm)
  2. La enrollamos alrededor de un objeto cilíndrico (un palo de brocheta, una aguja de media…)

32

  1. Lo colocamos en la parte trasera, apretando suavemente para que se una a la trasera (la parte del cilindro se aprieta con un palillo o similar desde dentro para no deformar la forma)
  2. Texturizamos la lengüeta para que se integre con el resto de la trasera

Las piezas están listas para volver al horno, 30 minutos a la temperatura indicada por el fabricante.

Cuando estén fías, lijamos la superficie con lijas al agua de grano 280, 400 y las cubrimos con barniz Kato super gloss (2 capas muy finas).

Segundo acabado

33

  1. Cortamos la forma del colgante con la cuchilla flexible
  2. Hacemos una lámina de arcilla blanca del mismo grosor que la pieza del mokume (recordemos que era #1 para la lámina de mokume y #2 de la trasera negra: así que superponemos dos láminas del #2 –para compensar el grosor que hayamos quitado con la cuchilla- , de todas formas comprobamos antes de continuar que los grosores sean lo más parecidos posible. Cortamos con la cuchilla flexible una forma curva que encaje con uno de los lados y los unimos

34

  1. Cortamos el sobrante de un lado
  2. Cortamos con la cuchilla flexible una forma curva que encaje con otro de los lados y los unimos
  3. Hacemos el tercer lado de la misma manera

35

  1. Colocamos un papel de horno encima de la pieza y bruñimos, prestando especial atención a hacer desaparecer las uniones de las diferentes partes del marco blanco, fregamos suavemente con el dedo por encima de las uniones en sentido contrario a éstas
  2. Finalmente recortamos la parte blanca dándole la forma que nos guste, con la cuchilla flexible

36

  1. Preparamos una lámina fina (#5 o #6 de la Atlas) y la texturizamos con una esponja

37

  1. Colocamos la lámina por la parte trasera, evitando la formación de bolsas de aire (como si colocáramos el aironfix en un libro)
  2. Recortamos el sobrante siguiendo la forma con la cuchilla flexible

38

  1. Colocamos papel de horno y con el dedo fregamos a lo largo para redondear los cantos
  2. Con los cantos redondeados nuestra pieza tiene un acabado más profesional

39

  1. Colocamos la pieza encima de una superficie curvada para cocerla y que coja esta forma
  2. La limpiamos, antes de meterla al horno, muy suavemente con una toallita húmeda. Metemos la pieza al horno 30 minutos a la temperatura que indique el fabricante

40

  1. Recortamos una tira de arcilla blanca texturizada, de un grosor del #3 o #4 de la Atlas (en este caso hace aproximadamente 2 x 1,5 cm)
  2. La enrollamos alrededor de un objeto cilíndrico (un palo de brocheta, una aguja de media…)

41

  1. Una vez saquemos la pieza del horna la dejamos enfriar
  2. Colocamos una gotita de arcilla líquida en la trasera donde queramos colocar el pasador de la cadena, la extendemos con el dedo
  3. Situamos el pasador y lo apretamos un poco (la parte del cilindro se aprieta con un palillo o similar desde dentro para no deformar la forma)
  4. Texturizamos la lengüeta para que se pegue bien

Las pieza está lista para volver al horno, 30 minutos a la temperatura indicada por el fabricante.

Cuando estén frías, lijamos la superficie y los lados con lijas al agua de grano 280, 400 y lijas micromesh y después pulimos para sacar el brillo.

Piezas acabadas

tutorial